Consiste en engatusar a un menor a través de Internet para conseguir, posteriormente, imágenes de contenido sexual, citas, etc. que pueden conducir a otros problemas mayores.